Vuelve el Cuarteto Grande al Luna Park

Por kuartetoadm | 17 de octubre de 2007, 00:37

“Como creyente yo le doy gracias a Dios 

por esta bendición que en la sangre llevamos,
es todo el año tunga-tunga del mejor
es nuestro rock and roll y a LA MONA idolatramos”
Rodrigo Bueno (”Soy cordobés”).

CARLOS “LA MONA” JIMÉNEZ
28 DE NOVIEMBRE – ESTADIO LUNA PARK

Anticipadas en venta en el estadio o por Entrada Plus : 40001010.
En Córdoba desde el 1º de noviembre en Disquerías EDEN

El 28 de noviembre, el Luna Park recibe a la leyenda viva de la música de cuartetos de Córdoba: Carlos “la Mona” Jiménez. Acompañado por su banda y artistas invitados, la Mona vuelve a Buenos Aires y al Estadio Luna Park, un lugar ya emblemático para la historia del género, para repasar los éxitos del repertorio que lo consagró en casi 25 años de carrera solista, con 75 discos editados y más de 40 años en la música.  www.kuarteto.com

Carlos “la Mona” Jiménez fue el primero en llevar la música de cuartetos al Estadio Luna Park en el año 1988, que fue también el año de su debut en Bs as, meses antes , en el Micro estadio de Atlanta. Al año siguiente (1989), tocó en la disco Cemento, en lo que sería el primer acercamiento de la música popular cordobesa con la cultura rock. Diez años después, la Mona volvió al Luna Park, en el año 1998. Luego llegaría la maratón de recitales de “el Potro” Rodrigo, en abril del año 2000.

Carlos “la Mona” Jiménez, es la figura más representativa de la música de Córdoba. Idolo popular e ícono indispensable de la identidad cordobesa (más allá del género musical al que pertenece), llega nuevamente a Buenos Aires y al Estadio Luna Park, auténtico templo cuartetero.

CARLOS “MONA” JIMENEZ: MÁS DE 40 AÑOS CON LA MÚSICA.

El debut: Cuarteto Juvenil Berna
Nacido en 1951, la Mona debuta artísticamente a los 15 años (exactamente el 1 de julio de 1967) con el Juvenil Cuarteto Berna, agrupación nacida en los 60, comandada por el pianista Berna Bevilacqua, conocido popularmente como “el pibe Berna”. Todavía eran los tiempos de bailes en pisos de tierra y clubes de barrio. El cuarteto era una música de gringos, cruza del pasodoble y la tarantela, que bailaban los descendientes de la inmigración italiana y española que poblaban mayoritariamente el interior provincial.
El Cuarteto Leo, con su creadora Leonor Marzano, era entonces el grupo más importante de esa época. Acostumbrados a recorrer las colonias gringas en su formación original de cuatro instrumentos o “cuarteto característico” (piano, contrabajo, violín y acordeón) es a fines de los 60 cuando esta música comienza con sus primeros bailes en los barrios de la periferia de Córdoba. Es en ese momento que aparece la figura de Carlitos “Mona” Jiménez.

El Cuarteto de Oro:
Después de su paso por el Cuarteto Berna, Carlitos Jiménez pasa a ser la figura central, junto a Coquito Ramaló , del Cuarteto de Oro. Como frontman de esa agrupación, le toca ser testigo y protagonista de la progresiva aceptación del género por las barriadas populares de la ciudad de Córdoba, que la adoptan como propia, ya en los años 70, la que sería “la época de oro” de la música de cuartetos. Comparte ese furor con el Cuarteto Leo, el Pibe Berna y Carlitos “Pueblo” Rolán. Un largo trajinar de la periferia al centro, de una música “gringa” nacida en el campo en los años 40.

Las prohibiciones:
Vendrán luego tiempos aciagos para esta música y su gente: el mismo 24 de marzo de 1976 la dictadura militar prohíbe la música de cuartetos (un decreto del Comfer así lo establece), junto con el llamado “folklore de protesta” y el rock nacional.  www.kuarteto.com
Un hecho aún más bizarro merece ser contado: durante los preparativos del mundial 78 (y de la misma manera en que el entonces gobernador de Tucuman, gral Bussi levantó en una sola noche a linyeras, crotos y mendigos, de la capital tucumana para desterrarlos a la frontera con Santiago del Estero), las autoridades militares del Tercer Cuerpo de Ejército manda a retirar todos los discos de cuartetos de las disquerías de Córdoba. Todo lo que “afeara” la imagen de Córdoba de cara a los turistas extranjeros que visitaban la ciudad por el Mundial, debía ser eliminado. Son los generales amos y señores de la vida de los cordobeses, los que encaran esa tarea: el gral Luciano Benjamín Menéndez y el gral Juan Bautista Sasiaiñ (años más tarde tendría a su cargo la represión del 30 de marzo de 1982 en Plaza de mayo, dos dias antes del desembarco de las tropas argentinas en Malvinas).
El cuarteto se repliega a sus bailes en los barrios, donde sobrevive, entre prohibiciones, arrestos masivos, y procedimientos policiales.

La carrera solista
En 1984, con 33 años de edad, “la Mona” Jiménez inicia su carrera solista. Su primer disco “La Flaca Marta”, del mismo año, es en poco tiempo disco de oro y platino. Comienza entonces su despegue como solista, el que lo ha llevado a ser el referente más importante de la música de Córdoba.

Actualmente, la Mona Jiménez, tiene 75 discos editados, a sus bailes concurren un promedio de 20.000 personas por fin de semana. Sus bailes son una ceremonia reconocida internacionalmente como un fenómeno popular inédito que despierta la curiosidad de artistas, periodistas o simples curiosos que visitan Córdoba.

El baile de “la Mona” Jiménez es una suerte de ritual que involucra a miles de personas de distintas generaciones. Una pasión que se transmite de padres a hijos y que mantiene intacta su popularidad y convocatoria. En el escenario, como desde un sueño, la Mona hace señas con los dedos de las manos. Y está contestando al público : porque parada sobre los hombros de otros la gente también le hace señas, en un lenguaje secreto. Son las señas con las que cada grupo de personas se identifican haciendo referencia a su barrio, o ciudad de origen. En la pista de baile, como si fuera una suerte de “comparsa de interiores”, el público de la Mona baila desplazándose en masa y generando un gran círculo, que siempre gira en el sentido contrario a las agujas del reloj. www.kuarteto.com

El baile de “la Mona” Jiménez se ha convertido en lugar de paso obligado de los artistas que visitan Córdoba. Desde hace muchos años, la Mona cultiva una relación cercana con los músicos de nuestro rock nacional, que en más de una oportunidad participaron en sus shows y en sus discos. Su último proyecto discográfico, que lleva por nombre Trilogía, es una serie de tres discos cuya característica principal es la presencia de numerosos artistas invitados que se suman a la Mona Jiménez. Ya fueron editados dos discos de esa serie, y se espera el lanzamiento de este tercer capítulo para noviembre de este año. En esa saga de tres discos consecutivos participaron Andrés Calamaro, Gustavo Cordera, Fito Páez, Manu Chao, Bahiano, Pity (Intoxicados), Los Auténticos Decadentes, Kapanga, entre otros.
Seguramente, algunos de esos artistas estarán presentes en el show de la Mona Jiménez el 28 de noviembre en el Estadio Luna Park.

DESTACADO

DEJANOS TU COMENTARIO!


ÚLTIMAS NOTICIAS