fbpx

Tuta García: “La obligación de David es seguir cantando”

Por Producción | 17 de febrero de 2017, 15:22

Este mediodía habló el manager de Sabroso, Carlos “Tuta” García, y se refirió a lo sucedido entre los vocalistas de la banda: “Fue un conventillo de chiquitos, de los egos que tienen los cantantes muchas veces”

Tras el escándalo desatado en el seno de la banda, y tras el cruce de comunicados entre los cantantes, que se echan uno al otro la culpa de lo que pasó, el mánager le contestó muy duramente a ambos en dialogo con Mario Pereyra: “Los cantantes, quieren que los aplaudan, sacarse fotos con chicas, ganar plata, y lo demás no les importa nada, no les importa que tienen 40 músicos atrás y que cada músico tiene señora e hijos. Más allá de pertenecer a sabroso fue una gresca personal”

“David le increpa al Wally de que se tenían que ir, que hacia una hora que lo estaban esperando y ahí se trenzan a golpes de puño, entre los dos. Parece que Wally le gano el primer round y la cosa quedo ahí”

“Yo no quería hacer ningún tipo de declaraciones después de esta gresca doméstica en función de que un tiempo atrás, hace dos años, tuvimos un problema medio parecido y cuando yo salí a hablar no me creyeron. Por eso no salí a hablar hasta que no declararan los involucrados”

Me da vergüenza que hayan ocurrido estos incidentes porque detrás de estos cantantes hay más músicos, 36 familias, mujeres y niños”.

“Para ser claros David Ortiz se tiene que presentar a cantar, es su obligación.  Acá cuando entró se lo ayudó un montón, debería ser mas bueno. Cuando entró al grupo fue muy criticado porque canta al lado de un monstruo como lo es Wally. Pero él es un buen chico que se ha hecho querer”

Las declaraciones en Radio Popular

Esta tarde el Tuta, brindó su testimonio nuevamente en comunicación con Santiago Gianola. Notablemente molesto por todas las repercusiones públicas de esta historia, agregó a sus dichos: “Los cantantes no son humildes, ellos dicen – Gracias a MI todos están donde están –  y más de una vez se cagan en los otros treinta giles que están tocando atrás”

Además volvió a mencionar el incidente que terminó con la salida de Lisandro de la banda: “Yo no me quiero comer el garrón que me comí hace dos años atrás, que por decir la verdad la gente no me creyó”

Además también agregó “Los aplausos, los besos, las escenas de sexo rabioso son para todos los otros, cuando hay un quilombo, sale el pobre gil con el escarbadientes, a enfrentar a los que están en frente. El primero que me llamó a mi fue el negro Wally que me dijo – Che me cague a trompadas con el David- ¿Y que culpa tengo yo? por mi matense si quieren, pero piensen un momento, que tienen una carrera por delante, que hay que ser responsables, que hay que ser respetuosos y que este negocio no se cimenta solo en tener 20.000 seguidores en twitter y 2 millones de personas en facebook. Para cortar entradas y vender discos hay que ser un gran artista, y como siempre le he dicho a mis compañeros: El talento es un 1%, el 99% es todo lo otro, el respeto, la responsabilidad, el esfuerzo. Entonces no puede venir David a recriminarle al Wally que llega una hora tarde cuando a él hay que esperarlo siempre, y los chicos miles de veces me han dicho – che decile a David que llegue temprano, que siempre llega tarde”.

“Estos tipos, los cantores, tienen que bajarse del pedestal, tienen que asumir responsabilidades y fijarse en los grandes. Basta de pelear para ver quien la tiene más larga o de mentirle a la gente, hay que decir la verdad”

¿Y ahora como sigue esto?

 

 

DESTACADO

ÚLTIMAS NOTICIAS