fbpx

Mona Digital

Por kuartetoadm | 6 de mayo de 2008, 07:25

Carlos “Mona” Jiménez acaba de lanzar Mona park, su primer DVD, y sirve de excusa para conversar con él, de eso y de otros temas. No será en territorio neutral, será en su propia casa; mejor dicho, en su oficina comercial ubicada justo al lado. En un mediodía de abril, varios asistentes van y vienen mientras Juana (su representante) hace y deshace con total autoridad.

Durante la entrevista, en la misma habitación conviven periodista, representantes de la tarjeta de crédito Kadicard y otros de Lexus Group, la consultora que hizo de puente entre el multipremiado Jiménez y la empresa que distribuirá el esperado debut digital del músico.

Jiménez recién se levanta. En la oficina hay movimiento, hay extraños, y él quiere saber de su primer DVD, que en este momento se está reproduciendo en una computadora portátil. Pregunta cómo lo vemos, confiesa que todavía no lo había visto. Pregunta si habrá publicidad, y le responden que “se va a empapelar la ciudad”.

La muletilla “bien ahí” empieza a salir cada tanto de sus labios y, entre risas que van y vienen, la entrevista va tomando forma. De arranque, confiesa que no le gusta verse en la pantalla porque se da cuenta de “todos los errores” que comete. “Como siempre, primero voy a esperar a que mi público opine”, añade.

No sabe
El DVD fue grabado en el Luna Park porteño, el 28 de noviembre de 2007, y en la pantalla aparecen varios invitados (entre ellos Pity Álvarez, Cucho Parisi y “el Mono” de Kapanga), un interesante backstage, entrevistas, fotos y clips especiales. “A la producción la manejó Carlitos, mi hijo, quien tiene un estudio en Buenos Aires. En el recital yo no sabía que iban a hacer esto, no sabía si filmaba él o eran las cámaras de Crónica TV. Fue una sorpresa”, asegura.

Cuando su hijo terminó la producción, decidió ofrecérsela a las empresas ya mencionadas. A propósito, Jiménez dice desconocer la forma de distribución de su propio producto: a partir de la toma de un préstamo de dinero en efectivo en las oficinas de Kadicard.

Matías Mariani, jefe de promoción y desarrollo de la tarjeta, aporta: “‘La Mona’ es Dios en Córdoba y todo el mundo va a querer tener el DVD. En un principio, lo que publicitamos es que la ventaja la va a tener el cliente de la tarjeta, es un valor agregado para quien saque un préstamo. El que no sea cliente, puede asociarse y tener el DVD”.

¿Entonces hay que endeudarse para tener el DVD? “En un principio lo usamos para promocionar los préstamos en efectivo, pero después veríamos otras alternativas. Es un valor a gregado a los préstamos de la tarjeta, que son seis mil por mes”, contestó el ejecutivo.

–Carlos, ¿por qué elegiste otra vez una distribución alternativa para tu trabajo?
–Con Disco y Tarquino nos fue muy bien. Me parece bárbaro buscar otra alternativa. Con Warner la pasé bárbaro, pero ya quería manejarme solo, porque ellos no cumplían lo prometido (videos, giras por España). Incluso, pude haberles hecho un juicio millonario: me fui a Miami de vacaciones y por unos argentinos me entero de que un artista, Toño Rosario, que pertenecía al sello, había grabado Beso a beso y lo había firmado con su nombre. ¿Sabés la cantidad de plata que le pude haber sacado? Millones… y de taquito. Pero soy feliz como soy. Le dije “dame el contrato y chau, no vayamos a juicio, no me gusta”.

–¿En qué te gastás la plata que ganás?
–Le compro casas a mis hijos, para que estén tranquilos. A Carlitos le regalé un estudio de grabación en San Telmo. Después, cuando vamos a Cancún, a la Juana le gusta gastar mucho en el shopping. También invierto en salud, tengo mi gimnasio, mi pileta climatizada, dos bicicletas espectaculares (una vale 10 mil dólares). Auto no tengo porque le regalé mi Cherokee a Carlitos, uso el de Juana. No me gustan los autos, pero sí los raros: un Ford 34 y un camión canadiense. También tengo guardados unos pesos para cuando deje de cantar, para disfrutar y seguir viajando.

–¿A dónde te gusta viajar?
–Me gusta mucho Cancún. No conozco Europa, no me llama la atención todavía. A mí me gusta la playa. Voy dos veces por año, 15 ó 20 días. Más no puedo porque tengo 50 personas a cargo, no puedo parar la fábrica, no puedo irme. Ahora quiero conocer la Muralla china, voy este año o el que viene.

Palabra de Mona
–¿Por qué Buenos Aires para tu primer DVD?

–Porque era el Luna Park, y porque volvía después de 10 años. Segundo, porque la maquinaria que hay allá no está en Córdoba. Te cuento: cuando presenté Trilogía 1 en Forja grabamos un DVD pero no me gustó cómo quedó. A la gente que lo hizo les pedí que me dieran todo el material en crudo que tenían.

–¿Cuál sería el Luna Park cordobés para vos?
–El Sargento Cabral. Ahí comencé cuando me largué solo. Me abrió las puertas cuando los cuatro cuarteteros (La Leo, Carlitos Rolán, Cuarteto Berna y Ramaló) no me dejaban tocar en Córdoba. La primera vez en el Sargento quedó gente afuera y por eso es especial para mí.

“No tengo amigos”

¿Tocás algún instrumento?
–A los 15 dejé de tocar la guitarra. Tenia una Jackson eléctrica, negra, pero mi hermano me la cambió por un rifle de aire comprimido. Me enojé mucho y nunca más toqué. Yo la amaba, era mi novia, hasta dormía con ella…

–¿Hoy tenés amigos?
–Sí, miles.

–Pero digo de esos que te juntás cuando te pasa algo…
–Tengo amigos, pero no para contarles cosas privadas… Son conocidos, no tengo amigos. Al que le puedo contar algunas cosas es al Carli, tenemos secretos, puede quedarse “musa”, saber intimidades.

–¿Y quién te contiene?
–La Juana, pero no le puedo contar todo. Tengo muchas cosas en mi mente, soy solo.

–¿Hacés terapia?
–No, ¿para qué? Soy feliz así…

–¿Te das cuenta que todos quieren ser tu amigo?
–Si venís un viernes, hay más de 300 personas para sacarse foto y firmar autógrafos, a invitarme a comer asado. Pero no tengo tiempo para nada, ni para mi familia.

–¿Sos feliz?
–Sí. ninguno de mis músicos se fue en tantos años de carrera. Daniel Franco hace 41 años que está conmigo. Somos amigos, no de compartir aventuras o de tener secretos entre nosotros, pero sí es amigo de toda la vida. Es distinto a mí. Si le pasara algo, sabe que estoy.

Fuente: La Voz del Interior

DESTACADO

ÚLTIMAS NOTICIAS