fbpx

Marcos Farías con más proyectos para la movida

Por kuartetoadm | 15 de marzo de 2007, 21:39

Marcos Farías es hijo de don Emeterio Farías, figura emblemática del cuarteto. Y a tono con la tradición del apellido, Marquitos también hizo de la música popular su razón de ser y el objetivo primero de la empresa familiar. Ya establecido en el circuito, su nueva meta es tratar de suma nuevos proyectos a su carpeta.

Pero además de representante y productor de figuras, también se lo pudo ver en los medios de comunicación, donde le dio al cuarteto el espacio que se merece. Por estos días es representante de Damián Córdoba, la revelación 2006, quien está en franca carrera ascendente. Con el último trabajo discográfico de Damián, Fenómeno, se batieron récords de ventas y en cada presentación miles de almas vibran a su ritmo. En una pausa, Marcos se copó con la propuesta de Noche a Noche y respondió todas las preguntas.

-¿Cúales fueron tus inicios dentro de la movida cuartetera?
-Mis primeros pasos como representante los di con una banda que se llamaba la Herencia, la verdad que empecé con el pie izquierdo… me fue muy mal. Tan es así que mi tío, bromeando con la situación, me decía que de la única manera que podía ganar con la herencia era el día que faltara mi papá (risas).

 -En los últimos timpos se habló de tu desvinculación de Damián Córdoba
¿Qué hay de cierto en los rumores?

-Sigo siendo y nunca dejaré de ser el representante de Damián. Cuando se comparte mucho tiempo y continuamente se está trabajando para mejorar el producto surgen discusiones, que podrían definirse como “caseras”, que no tienen mayor trascendencia. Nos une una muy buena relación, cuando intercambiamos opiniones lo hacemos en pos de seguir creciendo; se limaron asperezas nada más que eso. Lo que sucede es que siempre hay gente que va más allá y quiere hacer leña del árbol caído.

-¿Qué relación te une a La Banda de Carlitos?
-Soy representante de los chicos en Córdoba Capital. Es un grupo que me dio grandes satisfacciones, los vi crecer de una manera vertiginosa. Cuando empecé con ellos los saqué de un local chico y aposté a más, creo que mi trabajo no fue en vano. Hoy es una de las grandes bandas y me siento orgulloso de ser parte de esto.

-Dentro del ambiente cuartetero sos una figura que da que hablar, a tal punto que se te está vinculando con la agrupación La Fiesta ¿No me digas que se viene un nuevo proyecto?
-Ese es un negocio que acercó mi hermano a la familia (Gustavo Farías), no es que se haya apropiado de la banda sino que adquirío un porcentaje de la misma. Es todo un desafío para nosotros, si bien es reconocido el espacio que ocupa La Fista en la música queremos apostar a más. Se vienen un par de cambios; se suma nuevamente a Claudio Toledo y Chokolino también formará parte del grupo, estamos intentando recuperar el mercado y creo que esta nueva formación tiene pelea. Lo que Claudio puede darle a la formación no se discute, en cuanto al Choko, lo que qeremos es brindarle un nuevo estilo, como aquél característico que supo darle a La Barra.

-¿Cuál será el destino de la actual formación de La Fiesta?
-En el caso de Jonás y el Tano, son chicos muy profesionales, tienen futuro, pero en este momento apelamos a la dupla de Cristian Amato y Claudio Toledo.

-En dos palabras definí a los siguientes figuras del cuarteto de Córdoba.
La Barra: Innovadores y transgresores
Sabroso: El Chébere del 2000
Jean Carlos: Un showman
La Banda de Carlitos: ¡Aguante!
Trulalá: Un sentimiento
Damián Córdoba: El futuro
Ulises Bueno: Una esperanza que vale la pena
La Mona Jiménez: Trayectoria
La Fiesta: Alegria
C y S: Unos locos lindos

Fuente: Noche a Noche

DESTACADO

ÚLTIMAS NOTICIAS