A 2 años… Prohibido olvidar

Por kuartetoadm | 25 de febrero de 2008, 05:02

.Lunes 25 de Febrero, un día gris, una fecha que se transformó en un antes y un después en la vida de muchas personas, especialmente de los trulaleros. Hoy se cumplen 2 años del fallecimiento de Pablo Ravassollo,  aquel chico que a los 20 años de edad logró cumplir su sueño que era entrar en Trulala, gracias a las inmensas condiciones que tenía.

Debutó en Octubre del año 2002, en un baile en General Cabrera, interpretando unas pocas canciones, pero al poco tiempo ya logró consolidarse como una de las principales voces. De allí en adelante su carrera iría en ascenso, convirtiendose en el encargado de transmitir pura alegría y diversión en dos de las cuatro selecciones del baile.
En casi cuatro años que estuvo en ésta legendaria banda Pablo grabó 6 discos: “Con toda la fuerza”, “Te suena”, “Maestro”, “20 años”, “Es mundial” y “21 años, lo mas”, con grandes éxitos en cada uno de ellos, y con temas compuestos por él que siguen y seguramente seguirán vigentes en el oído de la gente.
A pesar de haber ingresado a la banda en un momento muy dificil, debido a la salida de Cristian Amato, Pablo consiguió en muy poco tiempo cautivar al público trulalero, con mucha entrega y alegría, que eran algunas de las características fundamentales de él.
Hasta el día de hoy sigue estando presente en el corazón de todos los trulaleros y de muchísimos cuarteteros que lo querían y admiraban. Sin dudas, al poco tiempo de ingresar en Trula, todos ya se lo imaginaban como uno de los futuros pilares del grupo, como uno de los cantantes que dejarían una huella imborrable por su carisma, y así lo logró en casi cuatro años arriba de los escenarios, llegando a muchos rincones del país en donde Trula no solía tocar y, junto con Alejandro Ceberio, pudieron estabilizar al grupo luego de la partida de Claudio Toledo.
Desde aquel 25 de febrero ha recibido muchos homenajes por parte de la gente y de personas ligadas al cuarteto. Como por ejemplo en Las Arias, en donde le pusieron su nombre a los nuevos vestuarios; o el escenario del boliche Extra Brut de La Falda, que también se llama Pablo Ravassollo, ya que allí fue el último lugar en el que actuó.

Hoy, dos años después, Pablo sigue presente en cada baile, en cada tema, en cada bandera que los trulaleros hacen con su rostro dibujado y que recorren cada presentación del grupo; sigue estando en el corazón de todos los trulaleros y cuarteteros que disfrutaron de su música y que lo admiraron por su gran perseverancia y dedicación para llegar a ver realidad su sueño.
Hace dos años que “El angelito de Trulala” pasó a ser aún más grande de lo que ya era…

Desde Kuarteto.com, este es un humilde homenaje para un Grande como lo fué y será Pablito Ravassollo.

DESTACADO

DEJANOS TU COMENTARIO!


ÚLTIMAS NOTICIAS